4 situaciones que afectan tu historial crediticio

Actualmente en México el metodo más eficaz para la compra de un bien durable (un auto, por ejemplo), es a través de financiamiento. Es decir, mediante la adquisición de un crédito automotriz y para ello debes tener un historial impecable.

Sin embargo, antes de acercarte a una institución financiera debes hacer un autoanálisis sobre tu historial crediticio, por lo que en esta ocasión te diremos cuáles son las cuatro situaciones que afectan tu historial y que normalmente se traduce en una negativa al momento de solicitar financiamiento.

1.- No pagar a tiempo tu tarjeta

Este es el principal obstáculo para tener un buen historial. No tener en cuenta la fecha de corte de tu tarjeta, ni tu fecha límite de pago, además de acarrearte problemas en lo económico (porque al no pagar a tiempo, se te cobra un cargo por concepto de intereses), te resta puntos al momento de que la institución a la que te acercaste analice otorgarte o no un crédito.

Programa tus fechas de corte y de pago para que las tengas presente. Las buenas prácticas en este terreno ayudan no sólo a administrarte bien sino a crear una buena reputación crediticia.

2.- Sobregirarte

Hablemos de una tarjeta de crédito, la cual tiene un límite de crédito y cuando te pasas de ese límite es cuando empiezan los problemas, pues estás gastando más de lo que tienes permitido y ¿sabes quién uno de los principales afectados? Tu historial crediticio porque al no tener una capacidad de pago óptima, las instituciones se la piensas dos veces antes de otorgarte un crédito.

3.- No mantener activo un crédito

El primer beneficio de esto es que no tienes qué preocuparte, pues no tienes estados de cuenta que revisar ni mensualidades que pagar, pero al no ser una persona activa en lo tocante a un crédito, tus posibilidades de obtener uno se reducen drásticamente, pues las instituciones optan por otorgárselo a personas económicamente más activas.

Trata de obtener un crédito para algo bien pequeño (una televisión, un Smartphone, por ejemplo), para que alimentes tu historial y seas de los primeros candidatos para obtener uno cuando quieras comprar, por ejemplo un bien durable como un coche.

4.- Realizar demasiadas solicitudes simultáneas

No se trata de disparar a diestra y siniestra solicitudes de crédito para ver “cuál pega”. Esto las instituciones lo ven como un grito desesperado o como una actividad falta de seriedad, así que lo mejor será que lo evites.

Analiza al menos tres opciones en crédito y compara tasas de interés, plazos, CAT y demás detalles para que hagas solicitud sólo con aquella que cumpla realmente con tus expectativas.

Si estás en busca de la obtención de un crédito para un coche, en nuestro simulador de crédito de Motorfy puedes obtener más detalles. No dejes pasar más tiempo y llévate el auto de tus sueños con los mejores planes de financiamiento. Simula tu crédito y obtenlo en un lapso máximo de 48 horas.